Cabello rebelde?

.

Ocurre a veces, que estás tan concentrado en infinitos pequeños detalles que pasas por alto algo que tienes justo delante.

Son muy frecuentes los desastres ocasionados por el pelo, unas veces un pelo atraviesa una cara impecable, otras un mechón tiene vida propia y se coloca donde no toca, y otras, como en este caso, el flequillo se abre.

Afortunadamente muchas cosas de esta vida tienen arreglo.

Abrimos la imagen en photoshop y tras los pequeños arreglos a la piel y demás, nos ocupamos de arreglar ese hueco en el flequillo que distrae la mirada.


Nos aprovechamos de que hay una gran parte del flequillo que guarda la forma para duplicarla y servirnos de ella. Como vemos, la dirección de la caída del pelo no sería la correcta si la situamos tal cual, así que la volteamos horizontalmente.


Lo siguiente será colocarla para que encaje, girando y redimensionando hasta que coincida la dirección y sobretodo la línea de brillos y sombras y borramos lo que nos sobre. Vale la pena borrar todo lo que no cuadre porque ahora corregiremos más profundamente.


Con la herramienta tampón de clonar cogemos muestras de las zonas que estén bien y vamos tapando huecos y corrigiendo errores hasta que todo quede homogéneo.


Y voilà, flequillo nuevo:



3 comentarios:

menssius dijo...

que fuerte!!!! impresionante!!! ahora se que estoy en buenas manos!!! jejeje

Alba Soler dijo...

Qué no lo sabías todavía? jajaja

geek dijo...

muy buen trabajo, pero... nos indica un poco que la similitud con la realidad puede llegar a ser pura coincidencia